Blog Amazing things that
bring positive results

CUANTO DEBEMOS DE COMPETIR? ES MEJOR COMPETIR MUCHO O POCO?

Una de las preguntas clásicas que me hacen los triatletas a la hora de planificar sus temporadas suele ser: “¿Crees que es mucha competición o debería de competir más?” O por el contrario: “Si crees que tengo que hacer alguna otra competición dime y lo añadimos”.

Al igual que la mayoría de las dudas en el mundo del deporte, depende, pero muchas de las interrogativas nos las podría ayudar a resolver nuestro entrenador siempre y cuando nos conozca como triatletas (para esto hace falta tiempo).

Las teorías del entrenamiento existen, pero como responde cada individuo a todas ellas depende de varios aspectos:

– Dependiendo de los años que llevemos practicando triatlón podremos asimilar mejor la carga que supone uno competición o menos.

– Dependiendo de nuestro estado de forma y la edad que tengamos, recuperaremos mejor de una competición o peor.

– Dependiendo de lo exigentes que seamos a la hora de entrenar, si somos capaces de entrenar a altas pulsaciones sin necesidad de competir, nos vendrá mejor competir mucho o poco.

– Dependiendo de cuales sean nuestros objetivos prioritarios, nos convendrá más competir mucho o poco o en unas u otras pruebas.

– Teniendo en cuenta el periodo de la planificación en la que estamos, pero dependiendo de si somos capaces de competir con cabeza y usar las competiciones como entrenamiento, podremos competir más o menos.

– Dependiendo de qué tipo de competición estemos hablando: travesía, carrera a pie, marcha cicloturista, duatlón, triatlón… y de la distancia de la prueba, la recuperación será más rápida y podremos competir con mayor frecuencia.

Como con todas estas variables no hago más que aumentar la duda a los triatletas respecto a cuanto deben competir, y como al igual que en todo siempre nos gusta tener recetas mágicas y respuestas concretas y rápidas, creo que podríamos resumir todas las variables anteriores en una sola y más teniendo en cuenta que no somos profesionales, DEPENDIENDO DE LAS GANAS/MOTIVACIOÓN QUE TENGAMOS, pero siempre teniendo muy presente cuales son los objetivos prioritarios y que hay que llegar a estos con la motivación y las ganas al máximo.

Al igual que ocurre con la carga de entrenamiento, con la cantidad de competiciones, es preferible el haber competido de menos, que el haber competido de más. Lo ideal sería competir, valiéndonos de las estas para llegar en el mejor momento de forma posible a las carreras más importantes, pero siempre plantándonos en la salida de los días más importantes con las ganas y la motivación del primer día, sobre todo en larga distancia.

Como opinión personal, creo que la mayoría de los triatletas nos excedemos en participar en competiciones, muchas veces más que en cantidad, en tipo de estas, ya que pretendemos rendir tanto en duatlones, triatlones y acuatlones por diferentes superficies, como en pruebas de las diferentes disciplinas que componen estos deportes. No está mal competir en todo tipo de pruebas, pero con una planificación y un orden lógico. No sería la primera vez que veo como algún triatleta participa una semana antes del ironman en un triatlón sprint, lo cual no tiene demasiado sentido.

Es recomendable a principio de temporada, planificarla bien y hacer un calendario asequible.

Comments (0)

    Add a Comment